FONDOS CIVILES: CONCEJOS Y JUNTAS

En el Archivo histórico diocesano hay una sección voluminosa de documentación civil  procedente de las desaparecidas instituciones de gobierno local y supralocal existentes en la antigua unidad territorial y administrativa de la actual Cantabria.

Se trata de los documentos generados por los concejos de vecinos, así como por otras unidades administrativas de carácter supraconcejil, como las juntas, valles, alfoces, etc., que desde el siglo XV y hasta el siglo XIX regían los asuntos públicos que afectaban al conjunto de la comunidad, tales como la explotación de las dehesas y montes, el uso del molino, el pastoreo y guarda de ganados, el mantenimiento de caminos, la elaboración de ordenanzas, el cobro de impuestos, etc.

El grueso de la documentación conservada pertenece a 27 instituciones locales, siendo el total de fondos civiles 83. Está repartida en 235 cajas o legajos que ocupan 31 metros lineales de estantería. Las fechas de la misma van desde 1445 hasta finales del siglo XIX, aunque también se conservan algunos documentos del siglo XX.

Por razones históricas que explican la simbiosis entre la vida religiosa y civil, el concejo fiscalizaba las cuentas de la parroquia, controlaba el nombramiento de sus mayordomos y consideraba como de los vecinos el edificio parroquial, etc. Esto explica que confiara la custodia de sus documentos públicos a la iglesia o parroquia de turno, conservándose desde su origen en el interior de los templos, dentro del arca de tres llaves oculto debajo del altar

Con la transformación de la administración local y la aparición de los ayuntamientos, los órganos de gobierno de las unidades administrativas menores fueron perdiendo sus funciones, hasta rozar su desaparición, en algunos casos, y los archivos concejiles fueron olvidados en los templos, mezclándose con los papeles de la iglesia y quedando bajo la custodia del personal eclesiástico, sacerdotes y mayordomos.

Entre la documentación conservada podemos encontrar, actas de acuerdos del concejo, ordenanzas, cuentas, padrones de vecinos, asuntos de deslindes de términos, de prendadas, de aprovechamientos de pastos y montes, órdenes y circulares comunicadas a los concejos, , etc.