Catalogación de los fondos de la Catedral de Santander

Desde el pasado mes de marzo María Aja Bueno, Licenciada en Historia, Máster de Patrimonio Cultural y Territorial de la Universidad de Cantabria y Especialista Universitaria en Archivística por la Fundación Carlos Amberes, viene trabajando sobre la documentación histórica del Archivo Catedralicio de Santander en el proyecto titulado Catalogación retrospectiva de los fondos históricos del Archivo Catedralicio de Santander, financiado por el Ministerio de Cultura y el Obispado de Santander.

María Aja trabajando sobre los documentos

El proyecto consiste, como su título indica, en la catalogación retrospectiva de la documentación histórica conservada en el Archivo de la Catedral a partir de los inventarios existentes, adaptando los mismos a las Normas Internacionales  y nacionales en materia archivística.

El archivo histórico de la Catedral de Santander integra varios fondos documentales que van desde el años 1255 hasta nuestro días. Los más significativos son:

  • El fondo de la antigua Abadía de San Emeterio y San Celedonio, convertida por Alfonso VII (1131) en Colegiata de los Cuerpos Santos, con documentación entre los  siglos XIII-XVI.
  • El fondo del cabildo de la Catedral de Santander, con documentación entre los siglos XVIII-XX.
  • Documentación diocesana, que va desde la creación del Obispado de Santander (1754) hasta principios del siglo XX.
  • Fondos pertenecientes a dignidades eclesiásticas o personalidades relevantes, que bien han sido integrados en el archivo por legado, donación, etc. Hay tres:
    • Fondo Marcial Solana
    • Legado Enrique Sánchez Reyes y Pablo Beltrán de Heredia, entre la que se encuentran varios documentos del polígrafo Marcelino Menéndez Pelayo, trabajos de edición de libros, otros relacionados con las Indias, en concreto con Filipinas
    • Legado Sánchez de Córdoba

Los fondos históricos están formados por cerca de 300 unidades de instalación entre los que tenemos:

  • 165 pergaminos
  • 116 unidades documentales en formato libro
  • 17 cajas archivadoras con documentos sueltos

Entre las tareas desarrolladas por María Aja están:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

  • cotejar la documentación existente
  • ampliar las descripciones
  • valorar el estado de conservación y necesidad de restauración de las unidades documentales
  • organizar el conjunto de fondos y clasificar cada uno de ellos
  • automatizar los registros
  • difundir los inventarios a través de la web del Archivo http://archivo.diocesisdesantander.com/fondo-catedral-de-santander/,así como los cuadros de clasificación.
  • En algunos casos: limpiar, sustituir carpetas y cajas, asignar nueva signatura, etc.

El objetivo final del proyecto es poner en valor una documentación fundamental para reconstruir la historia de Santander desde la alta edad media hasta el siglo XX a través de la difusión de los inventarios resultantes en  la web del Archivo, así como ofrecer una información más completa y exacta de su contenido, a la vez que permitir  el control del estado de los soportes documentales.

A partir de esta documentación se pueden reconstruir las relaciones de poder, el urbanismo, la demografía, incidencia de epidemias y no arroja mucha luz sobre la incidencia de la criminología, la violencia, las costumbres, la historia de las mentalidades, la religiosidad, etc., en la villa. El grueso de los fondos pertenecen a personas e instituciones que se van sucediendo y configuran el edificio de la catedral de Santander a lo largo de ocho siglos, desde sus orígenes,primero como abadía de San Emeterio y Celedonio, luego como Iglesia colegial de los Cuerpos Santos de la villa de Santander, hasta su constitución como cabildo catedralicio tras la erección del Obispado de Santander en 1754.