Breves del Convento de La Canal de Villafufre

Recientemente, se han transferido al Archivo Histórico diocesano de Santander un conjunto de 40 documentos en pergamino, vitela  y papel procedentes de la comunidad concepcionista franciscana que ocupó el Convento de la Purísima Concepción de La Canal de Villafufre, entre 1665 y los últimos años del siglo XX.

LaCanal1

Este convento fue levantado sobre  parte de la casa de Domingo Herrera de la Concha, de Vega de Villafufre, que estuvo al servicio del conde duque de Olivares, que fundó el Patronato del Convento, junto con su mujer Doña Catalina Losada, el 12 de mayo de 1662. Las monjas vivieron en el mismo hasta finales del siglo XX, pasando a ser ocupado, en la actualidad, por una comunidad seglar.

Lacanal3

Los documentos llegaron al archivo tal y como habían sido custodiados durante años, doblados en octavo, dentro de una bolsita de piel. Tal es así que para devolverlos a su estado original de forma natural y progresiva, han tenido que permanecer estirados varios meses.

Lacanal2

En su mayor parte se trata de Breves pontifícios, en total se han identificado diecinueve unidades, otorgados por los papas Alejandro VII, Clemente X, Inocencio XII, Clemente XII y Pío VII, así como varias cartas de los nuncios ad latere, concediendo indulgencias y otras gracias a la comunidad de monjas de La Canal y a los peregrinos y visitantes que se acercaran al convento y cumplieran una serie de obligaciones.

También nos ha llegado una Bula de Alejandro VII de 1660, sobre el dogma de la Inmaculada Concepción, dos edictos confirmando más indulgencias, licencias, para la toma de hábito, y correspondencia.

En general, su estado de conservación es muy bueno, mas allá de las deformaciones que presentan por las dobleces. Así, algunos de los Breves conservan el sello de placa íntegro, con el cordón envolviendo la cera a modo de anillo de pescador, y la Bula mantiene en perfectas condiciones la bola o sello de plomo pendiente de los hilos de seda originales.

lacanal5

La documentación está fechada entre 1660 y 1849.

Debido a su importancia y estado de conservación, estos documentos pasarán a ser digitalizados en breve. Por estos motivos, actualmente su consulta está restringida.