Verano 2016: seguimos creciendo

Durante este verano el Archivo ha ampliado sus fondos considerablemente. Gracias a la colaboración de los párrocos se han recibido trece nuevas transferencias.

Entre otros, se han recuperado dos nuevos libros de bautizados de las parroquias de Rocamundo, y Quintanilla de Rucandio, en Valderredible. A todas luces destaca el libro de bautizados de Quintanilla que va de 1749 a 1777 y que retrotrae la serie de bautismales hasta esa fecha.

Por su parte, la parroquia de Barcena de Pie de Concha ha hecho entrega de documentación, que por azar se conservaba en la casa parroquial, procedente de las vecinas parroquias de Lantueno y Santiurde de Reinosa. Destacan la colección de cuadernos de música impresa y partituras manuscritas pertenecientes al entonces párroco D. Felipe Noval Ortiz, que asciende a cerca de 100 unidades descritas.

musica-religiosa

También el párroco de Ramales de la Victoria, Carlos Cacicedo, ha hecho entrega de 84 cuadernos de canto y partituras de música religiosa y popular, copiadas y compiladas por D. Ramón Fernández Vallejo, párroco de Ramales.

musica-popular

Liérganes, Miera y Mirones también han aumentado sus fondos depositados en el Archivo. Mientras la primera, ha hecho entrega de documentación del siglo XX  tal como actas de casados y difuntos, escrituras de fundación de aniversarios y misas, documentos de la fábrica, etc., Miera y Mirones han incorporado documentos de bautizados de la segunda mitad del siglo XIX, desde 1874, hasta mediado el sigilo XX. En total se han descrito seis nuevos libros de bautizados, uno de la Cofradía de la Vera Cruz de Miera y otro con las actas de la Hermandad de Labradores, también de Miera.

entradas-en-2016
Vista de la estantería de documentos incorporados en el año 2016

En general, toda la documentación presenta un buen estado de conservación y ya ha sido desinfectada, descrita y catalogada, estando a la espera de que se inicien los trabajos de digitalización.

En algunos casos, al tratarse de documentación de menos de 100 años y contener datos sensibles de carácter personal que pueden afectar al credo o  la intimidad de las personas, requieren especial protección,  de forma que su acceso está restringido de acuerdo con el Estatuto de los Archivos de la Iglesia de Santander (ars.27-29) y la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal